5 formas de superar el dilema de la bifurcación

Así lo he llamado, el dilema de la bifurcación. Porque estoy atrapada entre dos opciones y no sé cuál elegir. Llevo varios días dándole vueltas a este tema, con varios días puede que me quede corta y me refiera a unas semanas. Desde que intenté el Nanowrimo llevo atascada en el mismo punto. Los primeros días supongo que a casi tod@s nos pasa lo mismo, mezcla de euforia, emoción, escribimos como locos casi sin parar. Hasta ahí todo correcto y hasta emocionante. El dilema llega cuando durante esa escritura en cantidad, como te recomienda el reto, te das cuenta de que tomaste dos caminos diferentes para la misma novela. Es decir, empiezas a escribir, llegas a lo que crees que es un punto muerto y tomas otro camino. ¿Cuál es el problema? pues que no borras el sendero anterior para recordarte lo que supuestamente no funcionaba. Lo serio llega cuando te das cuenta de que no era un punto muerto, de hecho ninguna de las dos opciones lo es. Puede que ahora te preguntes, ¿y para qué demonios seguir una historia con dos opciones diferentes?. En el caso de este reto en concreto, lo que necesitabas es cantidad de palabras, lo que importaba era escribir. Ya tendrás tiempo de retocar, retocar y volver a retocar. Por eso, lo habitual es que decidas seguir adelante y posteriormente decantarte por una opción u otra. Sin embargo, llega la hora de decidir y no es tan simple como se suponía. Si te ha pasado y no quieres que tu novela sea como aquellos libros para jóvenes en los que podías decidir un final u otro según la página a la que fueras, sigue leyendo.

tumblr_nosr1zpIr41ss2wz5o1_400.gif

¿Alguna sugerencia?

Si te encuentras en esta situación, o te ha pasado alguna vez debido a la fiebre de esos días de inspiración, espero que estos consejos te ayuden a decidir por dónde demonios debo seguir si las dos opciones parecen factibles. Les comento lo que creo que podría ayudarnos a decidir una vez que nos encontramos en este “callejón sin salida”.

  1. Lectores beta: 2, 3, 5 los que consigas y estimes necesarios. Tú eres el único que puede determinar cuántos lectores necesitarás para que te den ese empujoncito final. Decidir de una vez por todas cuál es el camino con más gancho o más intrigante. Nadie mejor que unos cuantos lectores ávidos de historias para ayudarte y aportarte una valiosa información que le dará un buen impulso a tu novela.
  2. Internet: es otra opción, especialmente atractiva si no encontramos lectores beta cercanos. Es cierto que es la idea que menos me gusta. Llamadme desconfiada, pero la idea de publicar mi manuscrito a los cuatro vientos sin garantía, hace que la cabeza me de vueltas. Es cierto que podemos encontrar muchísimos lectores beta a través de la red, pero hacer circular la novela sin que esté lista, ni registrada no me termina de convencer. De cualquier forma, es una opción útil para valientes o novelas registradas y por eso la nombro.
  3. Opinión profesional: quién pueda permitírselo y consiga un buen profesional, sin duda tiene la mejor opción posible. No solo porque te puede proporcionar quizá más seguridad a la hora de decidir el camino a seguir, sino porque puede ayudarte en otros aspectos que se reflejarán en la calidad del producto final.
  4. Autoconfianza: leer, releer y al final darte cuenta tú solo de cuál es el camino más acertado para mantener a tus lectores interesados por más tiempo. Por ahora, yo sigo releyendo pero no me ha llegado ninguna iluminación divina para elegir. A veces soy un poco indecisa, así que no soy el ejemplo más adecuado. De cualquier forma, no hay que perder la esperanza ni subestimarse. A veces, cuando menos nos lo imaginamos, surge ese clic con el que sabemos directamente hacía donde debemos dirigirnos.
  5. Releer: si, de nuevo leer va a venirnos muy bien. Una manera que puede sacarnos de dudas es leer otros libros relacionados con nuestra temática y observar qué tramas suelen tener mayor aceptación por los lectores. Nos llevará tiempo, pero no tenemos nada que perder y siempre es bueno leer y fijarnos en los pequeños detalles. Con este sistema resolveremos dudas y aclararemos nuestra mente.

En principio, voy a aprovechar a mis lectores beta cercanos. Esos pobrecitos a los que torturo con borradores a veces complicados de entender. Y me dedicaré también a releer, tanto lo escrito, como otros libros relacionados a ver si así logro ver la luz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s