5 tópicos de la novela romántica

En este post no quiero que nadie se ofenda, ni se sienta mal. No hay de que avergonzarse si estos tópicos te hacen venirte arriba cada vez que los lees, cual Christian Grey en una tienda de fustas. Es tan solo una entrada para darle un toque de humor a este género que tanto nos gusta. Además, tampoco está de más tomarlo como un ejemplo del que deberíamos huir si queremos darle una visión nueva, o diferente a nuestra historia. No digo que sea malo, únicamente que no debemos temer acercarnos a otro público al que quizá no le gusten estos tópicos. O por qué no, salir de nuestra zona de confort y escribir sobre algo nuevo, dejar al público preguntándose qué demonios acaba de leer (a ser posible en el buen sentido, claro está).

Personalmente, adoro leer novelas románticas en verano, son ligeras, sencillas y muchas veces surrealistas. Si quiero una dosis de realidad para eso tengo los informativos, cuando leo este tipo de libros justamente es de eso de lo que quiero huir. Me gustan para disfrutar esos momentitos de soledad, relajados en la playa, en un banco en el parque, o en el sillón de mi casa con la mente en blanco.

Sigue leyendo

Cambios

Hace poco confesaba mis dudas acerca de la portada utilizada para mi primera novela, al final, decidí cambiarla a pesar de lo que ello conlleva. Por una que, como les decía en otra entrada, representa mucho mejor la idea a transmitir e incluso la temática.

Uno de los temas más complicados a los que nos enfrentamos una vez tenemos terminada la novela es justamente este. Porque nuestra idea inicial quizá nos parezca magnífica en un primer momento, pero ¿hemos elegido bien?. A pesar de que cambiarla después de un tiempo no es lo ideal, ni puede que esto sea lo que nos recomendaría un experto, pero ¿cuándo autopublicas algo es cómo lo imaginabas?. Supongo que es dificil dar con la fórmula perfecta, al menos para los principiantes.

Ser honesto contigo mismo y seguir tu instinto me parece importante, al menos en casos como los nuestros, que escribimos por puro placer. Obviamente queremos que a los lectores les guste, no nos vamos a engañar, pero los comienzos nunca son fáciles y nos rodea, al menos en mi caso, una burbuja de inseguridad y miedo a partes iguales. A pesar de ello, no escribimos para dejarlo guardado en un cajón, así que hay que echarle valor y enfrentarnos a lo que sea que nos espera 🙂

Después de mi experiencia con Canva, como les comentaba en una entrada anterior, he quedado satisfecha con el resultado. De nuevo recomiendo totalmente este servicio para diseños varios, es súper intuitivo y no hace falta saber cuatro ingenierías para manejarlo (algo que agradezco profundamente, más conocimientos extra debido a la autopublicación ¡no por favor!. No sabes a lo que te vas a enfrentar cuando tienes tu novelita en las manos y todo es inocencia y sueños jejeje).

Para mi esta portada transmite serenidad, un halo de romanticismo, e incluso me hace querer saber más de la historia que se esconde tras ella. Espero que a ustedes también les pase lo mismo 🙂

Así que sin más dilación, aquí tienen las nuevas portadas tanto para formato kindle (imagen de la izquierda), como formato papel en tapa blanda 🙂

¿Qué les parece?

Nada quePortada papel