La , esa pequeña rebelde

No sé si únicamente me sucede a mi, pero me cuesta horrores estar pendiente. No sé el motivo, sencillamente vas escribiendo en tu vorágine de inspiración y muchas veces las pasamos por alto. Al menos a mi me pasa, quiero corregirlo, estoy en ello, pero puedo fallar.

Todos tenemos nuestros puntos débiles. Aunque intentemos dominar la lengua y sus normas no somos infalibles. Por esto, creo que puede ser útil recordar ciertos aspectos importantes, que nos ayuden a colocar la coma correctamente en nuestros escritos. No es extraño leer en diferentes blogs que a los escritores nóveles nos suele costar su colocación. Y por desgracia ¡no suelen estar equivocados!.

Sigue leyendo