La , esa pequeña rebelde

No sé si únicamente me sucede a mi, pero me cuesta horrores estar pendiente. No sé el motivo, sencillamente vas escribiendo en tu vorágine de inspiración y muchas veces las pasamos por alto. Al menos a mi me pasa, quiero corregirlo, estoy en ello, pero puedo fallar.

Todos tenemos nuestros puntos débiles. Aunque intentemos dominar la lengua y sus normas no somos infalibles. Por esto, creo que puede ser útil recordar ciertos aspectos importantes, que nos ayuden a colocar la coma correctamente en nuestros escritos. No es extraño leer en diferentes blogs que a los escritores nóveles nos suele costar su colocación. Y por desgracia ¡no suelen estar equivocados!.

Sigue leyendo

5 normas ortográficas que todo escritor debe conocer

Es fácil caer en alguno de estos errores cuando se está empezando, o cuando no se cuenta con un editor al lado que nos revise el trabajo. Tenemos que ser nosotros mismos los que estemos pendientes de todos estos detalles, a veces se nos convierte en un esfuerzo titánico, debido a que no somos perfectos y es complicado estar pendiente de cada palabra.

Sin embargo, tenemos que poner de nuestra parte e intentar corregir una y otra vez lo escrito. Reconozco que a mi me pasa a menudo, hay muchas cosas que me cuesta ver, ya sea por la falta de costumbre o por la inexperiencia. Porque no es lo mismo escribir un trabajo para la carrera o redacción sobre X tema que publicar un libro, ¡vamos, nada que ver!.

Sigue leyendo